Invertir en el Internet de las cosas: Guía para principiantes

  • By comocompraracciones
  • 14 enero 2020
  • 0
  • 197 Visitas
Invertir en el Internet de las cosas

Invertir en el Internet de las cosas. Internet es más que una colección de sitios web y blogs que puedes visitar a través de un ordenador, un tablet o un smartphone. También es el tejido digital que une esos sitios entre sí, haciendo posible que cualquier persona en cualquier lugar pueda acceder a ellos.

El Internet de las cosas (IO) lleva esa idea a un lugar diferente. No es una colección de sitios web, sino millones de dispositivos conectados a Internet con el propósito de recopilar datos, rastrear el uso, supervisar la funcionalidad y automatizar los sistemas y procesos.

Un timbre inteligente conectado a IO puede enviarte un mensaje de texto cuando alguien se acerca a tu puerta, mientras que un termostato conectado a IO controla la temperatura de tu casa. Tu reloj de IO puede monitorear tu salud, y un refrigerador de IO podría hacer todo, desde decirte que tu leche se ha echado a perder hasta encargar más cuando se te acaba.

¿Qué es un dispositivo inteligente?

Casi cualquier cosa puede ser un dispositivo IO. Si está debidamente equipado, y el rango de funciones de los llamados dispositivos «inteligentes» puede variar enormemente. Los dispositivos inteligentes son aquellos que pueden comprender comandos simples o ejecutar algún nivel de programación.

Un smartphone es un ejemplo avanzado de dispositivo inteligente. Tu iPhone de Apple o el de Google con Android está mucho más cerca de un ordenador. Por ejemplo, la funcionalidad limitada de una lámpara «inteligente» que puede pedir sus propias bombillas de repuesto.

Por definición, cualquier dispositivo con una conexión a Internet que haga algo, como recoger datos es un dispositivo «inteligente». Si tu horno puede apagarse por sí mismo después de que le envíes un comando a través de Internet, es un dispositivo inteligente. Lo mismo ocurre con los quizás miles de millones (los números exactos son difíciles de precisar) de otros dispositivos conectados.

¿Cómo de grande es el Internet de las cosas?

Se estima que para el 2020 habrá 20 mil millones de dispositivos de IO. El gasto en la IO ha aumentado constantemente. En 2009, la IO representó alrededor de 18.000 millones de euros en ventas; en 2017, ese número creció hasta 1,1 billones de euros, y se espera que el gasto alcance los 1,71 billones de dólares en 2020.

Se trata claramente de un área en expansión con muchas oportunidades para los inversores. Los consumidores han adoptado dispositivos de IO como el asistente de voz/altavoz de Amazon Echo impulsado por la inteligencia artificial (IA) de Alexa. Se trata de un sofisticado dispositivo que podría, en teoría, servir como un centro de conexión para una casa totalmente conectada.

Podrías, si quieres, usar Alexa – o altavoces inteligentes – para controlar las luces, los electrodomésticos, la seguridad del hogar y el acceso a tu casa. Lo que no se sabe — y es un gran comodín para predecir el futuro de la IO — es exactamente para qué lo usará la gente. Algunos, por supuesto, ya lo están usando como un centro de atención inteligente para el hogar, mientras que otros lo usan como una forma de voz para preguntar sobre el clima o tocar una canción.

Aunque todavía está por verse la magnitud total de las aplicaciones, lo que está claro es que los consumidores están comprando estos dispositivos. Más de una cuarta parte de todos los consumidores poseen un dispositivo para el hogar inteligente.

¿Qué es una casa inteligente? Invertir en el Internet de las cosas

Esencialmente, un hogar inteligente es aquel que está lleno de dispositivos conectados a la red, un hogar en el que los dispositivos de IO permiten la automatización de funciones que antes tenían que ser controladas manualmente. Eso podría ser tan simple como abrir una puerta a distancia o encender algunas luces. También puede ser mucho más complicado gracias a las versiones inteligentes de casi todos los electrodomésticos disponibles.

Puedes controlar todo a través de un smartphone, un portátil o un ordenador, o a través de un dispositivo como Amazon’s Echo, Google Home de Alphabet o HomePod de Apple. Pero es probable que las casas inteligentes sean controladas por una combinación de un hub en el hogar (como los tres mencionados anteriormente) y un smartphone o una interfaz basada en ordenadores.

Cada vez más, los electrodomésticos de uso diario se están convirtiendo en dispositivos inteligentes conectados. Los consumidores ahora pueden comprar una estufa que puede ser programada para precalentarse a una hora determinada. También puede obtener un inodoro inteligente que ajusta la temperatura mientras ofrece un conjunto personalizado de «lavados personales». En realidad, cualquier dispositivo tiene un potencial inteligente, con aspiradoras inteligentes y botes de basura ya en el mercado.

¿Cuáles son las oportunidades de inversión para el IO?

La IO trabaja entre bastidores en innumerables áreas. Los dispositivos conectados van desde tareas relativamente simples como un enchufe de luz que puede alertar a sus propietarios cuando se necesita una bombilla de repuesto hasta un dispositivo médico de alta tecnología que puede pedir sus propias reparaciones.

En teoría, es muy poco lo que los dispositivos conectados no pueden hacer. Los sensores habilitados para IoT pueden monitorear el tráfico en una ciudad y ajustar los semáforos en consecuencia. También pueden ser usados en los aviones para reportar problemas de mantenimiento o enviar órdenes de reabastecimiento de combustible antes de que el avión aterrice.

La IO permite monitorear o automatizar prácticamente cualquier cosa. Esto permite la creación de ciudades inteligentes o aplicaciones de menor escala, como que tu reloj sea capaz de decirte que es hora de levantarte.

La IO es un subconjunto del segmento más amplio del mercado de la tecnología. Sin embargo, dentro de la categoría de IO, hay una serie de segmentos de mercado diferentes en los que puedes invertir.

Top acciones para invertir en el Internet de las cosas

Top acciones para invertir en el Internet de las cosas

El mayor desafío a la hora de invertir en el Internet de las cosas es que se trata de un espacio amplio y poco definido en el que los principales actores tienen todos diversos flujos de ingresos.

Ninguna de las empresas de la lista que figura anterior es una IO pura. Esto significa que las empresas que están creando dispositivos, software y hardware de IO operan en otros mercados y obtienen la mayor parte de sus ingresos de estos otros canales de venta.

A grandes rasgos, esta lista se divide en empresas de tecnología que abarcan el futuro conectado o marcas que operan principalmente en áreas tangenciales que ven la IO como una forma de hacer crecer sus negocios y para ti una oportunidad para invertir en el Internet de las cosas.

Si quieres saber más acerca de inversión en tecnología, visita el anterior enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *